Ella estaba tan nerviosa que casi no podía hablar, pero dejó a todos con la boca abierta

Compartir


Desde que American Idol debutó por primera vez en 2002, el público se ha obsesionado con descubrir a la próxima gran sensación de la música. Simon Cowell, el dueño del espectáculo, llegó a un punto de su carrera en que ya escuchó todo. O eso creía.



Durante el estreno de la temporada 11 los jueces escucharon a una joven cantante que realmente los impactó. Después de una serie de audiciones sin brillo, Simon estaba en un estado de ánimo bastante amargo. Entonces, de la nada, una chica nerviosa llamada Laura Bretan subió al escenario. Ninguno de los jueces tenía muchas esperanzas en esta chica tan dulce y nerviosa que casi no podía hablar. Pero que lo siguió a continuación dejó a todo el panel de jueces y al publico con la boca abierta.


Incluso llevó a Simón a decir que "nunca he oído nada parecido en todos estos años haciendo este espectáculo." Es seguro asumir que vamos a oír mucho más de Laura en el futuro. 

Compartir


Hits: 2675

Comentarios (0)

RSS Comentarios

Escribir comentario

corto | largo

busy
 
Internet, Comunicacion, Nuevos Medios