El camino hacia Moana: Un mar de aventuras

Compartir


Cuando comenzaron a barajar la idea de ambientar una película animada en las hermosas islas del Pacífico, los directores Ron Clements y John Musker recurrieron a los recuerdos de las novelas y pinturas del Pacífico que los habían cautivado en su juventud. Pero cuando unos años atrás comenzaron a explorar los increíbles relatos de la mitología polinesia, se dieron cuenta de que necesitaban profundizar todavía mucho más.



Sabían que debían viajar a las islas del Pacífico para ver los lugares y conocer a las distintas comunidades en persona. Entre las numerosas personas que conocieron, una de ellas fue realmente especial. Clements recuerda: “Un anciano en una isla de Moorea nos preguntó algo muy simple y revelador: ‘Durante años, hemos sido absorbidos por su cultura’, nos dijo. ‘Esta vez, ¿pueden ser absorbidos por la nuestra?’” El Océano Pacífico alberga miles de islas y miles de países insulares, conocidos por generaciones como Polinesia, Micronesia y Melanesia.


Pero, como también aprendieron los cineastas, muchos de los isleños del Pacífico no consideran a la región dividida en secciones, sino como una misma Oceanía. De hecho, y más allá de que las islas varíen en tamaño, sus habitantes también consideran al océano que se abre entre ellas como parte de su mundo: un mundo muchas veces más grande que los Estados Unidos.

Los realizadores se sintieron profundamente inspirados por la gente que vive allí, las culturas que celebran y la historia y tradiciones que se transmiten de generación en generación. Así fue como Clements y Musker, junto con un grupo de artistas de Disney Animation, viajaron a la región sur de Oceanía.

Su misión era conocer las islas no como turistas, sino como observadores, investigadores y aprendices. Su misión era escuchar. “Regresamos de esos viajes no solo con ideas, imágenes y nueva inspiración para nuestra historia, sino también con la fuerte determinación de hacer algo que la gente que habíamos conocido allí fuera a disfrutar”, cuenta Musker. “Por supuesto, no estamos haciendo un documental sino una película animada. Pero nuestras experiencias inspiraron nuestra imaginación de un modo que no habíamos anticipado”.

De Walt Disney Animation Studios, MOANA: UN MAR DE AVENTURAS, es una gran comedia de aventuras acerca de una enérgica adolescente que, con la ayuda del semidiós Maui, se embarca en una audaz misión para probarse a sí misma como una experta navegante, salvar a su pueblo y descubrir su propia identidad.

Compartir


Hits: 214

Comentarios (0)

RSS Comentarios

Escribir comentario

corto | largo

busy
 
Internet, Comunicacion, Nuevos Medios